Uso de las placas de metacrilato en iluminacion y rotulacion

Desde hace algunos años, se comercializa el metacrilato óptico cuyas propiedades primordiales son que al percibir la luz por el canto, refleja dicha luz de forma frontal. En un inicio esta clase de metacrilato se enfocó solamente para la fabricación de cajas de luz (rótulos) con profundidades considerablemente más pequeñas que las existentes.

Recientemente, vemos que el empleo de tal metacrilato se ha introducido fuertemente en el planeta de la iluminación, en tanto que es el encargado de las pantallas de luz extraplanas, que acostumbran a fijarse en el techo reemplazando a los plafones de luz tradicionales con cilindros fluorescentes. Esta tecnología, es asimismo la que alumbra la mayor parte de las pantallas extraplanas de Led, que se aplican en televisores y ordenadores.
De igual forma, en iluminación se emplea también poco a poco más como luz ambiental, como ménsula en anaqueles, estanterías y mostradores e inclusive para alumbrar paredes, techos y suelos.

Existen muchos géneros de placas de metacrilato, en función de su proceso de fabricación siendo los más habituales los siguientes:

placas de metacrilato

*Metacrilato “Vcutting”: Se trata de un metacrilato, generalmente de cinco o bien ocho milímetros de espesor. al que se le raya a través de una fresadora una cuadricula en su superficie de unos dos,5 x dos,5mm. El rayado se hace con una fresa acabada en punta “V” que deja una mayor proyección de luz. Este es el más utilizado hoy en día, debido a su genial iluminación sin que el correr del tiempo, calor, sol o bien otros agentes estropeen su empleo. Este metacrilato óptico de la misma manera que el resto, debe tener un papel blanco, PVC, chapa de aluminio o bien afín reflectante en contacto con la cara grabada, dejando que reciba la luz la placa por el canto y que salga por la cuadricula grabada, rebote contra dicha lámina reflectante y transmita al frontal. Si queremos una superficie alumbrada diluida y homogénea sin ver la cuadricula grabada, vamos a deber poner en el frontal un metacrilato blanco glaseado (opal) o bien otro producto afín, que deje la salida de la luz diluyendo dicha cuadricula.

*Metacrilato tradicional: Este es el primer metacrilato óptico que se empleó en el ámbito del rótulo, mucho antes que este género de producto se hiciese administrar en iluminación. En un caso así, se trata de metacrilato sin ningún género de grabado ni tratamiento externo singular, siendo su composición interna la que deja reflejar de forma frontal la luz recibida por el canto. Su vista es prácticamente transparente, en tanto que las partículas reflectoras son inapreciables, más su iluminación es inferior al “Vcutting”.

*Metacrilato serigrafiado: Este género de metacrilato óptico, es de un costo reducido debido a que el proceso de serigrafía es fácil y veloz, más es preciso un pigmento singular (nada simple de encontrar) que logre reflejar la luz recibida por el canto y no pueda trabajar al exterior ni al interior si le da el sol, en tanto que se amarillee con gran facilidad. Por si fuera poco cuenta con la restricción de la medida de las pantallas de serigrafía que no acostumbran a ser realmente grandes.

*Metacrilato gravado al láser: Este género de metacrilato óptico, acostumbra a grabarse con forma de puntos o bien rombos y es el que más se aproxima en lo que se refiere a iluminación al “Vcutting” sin llegar a su desenlace.

*Metacrilato normal con vinilo: Este es el último sistema que ha salido al mercado, sin mucho éxito a propósito, debido a que se despega solo al poco de ser aplicado si aplicamos Leds de alta iluminación, los que irremisiblemente desprenden un calor mínimo. Tras efectuar numerosas pruebas, observamos que el vinilo óptico que transmite la luz a través de los puntos que lleva serigrafiados, se va despegando de los bordes de la placa (donde más cerca se halla el Led)