Como se fabrican los vinilos infantiles para decoracion de paredes

Para la decoración de paredes es una de los recursos más usados actualmente en decoración de interiores. Te explicamos de qué forma se fabrican y de qué manera emplearlos.

En verdad, el procedimiento y el material, es exactamente el mismo que se usa en la rotulación de automóviles comerciales y escaparates. Una vez tenemos el diseño, se manda a un plotter de corte, donde una cuchilla móvil va desplazándose por el vinilo y lo va cortando, siguiendo las líneas del dibujo introducido. Una vez cortado el dibujo se resguarda con una lámina llamada transfer y ya lo tenemos listo para pegar en cualquier superficie plana. Verdaderamente nos debemos imaginar el vinilo como la habitual calcomanía mas a lo grande.

La calidad de los vinilos infantiles, es la que va a marcar la diferencia en el momento de escoger su empleo. Para aplicaciones exteriores o bien en automóviles necesitaremos un vinilo para rótulos de máxima calidad que nos asegure una enorme durabilidad frente a las inclemencias climatológicas, puesto que uno de sus mayores contrincantes es su exposición a los rayos solares, que lo parten y maltratan su color.

Todos estos inconvenientes, no los vamos a tener en su empleo para espacios interiores, si bien si es esencial la elección de vinilos de enorme calidad y flexibilidad, que nos dejará que el vinilo se “funda” en la pared, consiguiendo que visualmente llegue a parecer que el motivo esté pintado de manera directa sobre la pared.

Mientras que la superficie de colocación sea llana, podemos emplear nuestra imaginación para decorar prácticamente cualquier cosa: techos, paredes, muebles, electrodomésticos, azulejos, suelos, formicas, maderas, aluminio, etcétera

Los vinilos ornamentales de Ottoyanna son movibles y se quitan de forma cómoda y simple.

vinilos infantiles
En nuestros días, en las múltiples tiendas virtuales de vinilos vas a poder hallar una enorme pluralidad de diseños concebidos para cada necesidad: infantiles, abstractos, de personajes, florales, orientales, minimalistas, etcétera

Los vinilos para interior y vinilos de exterior

Los vinilos monoméricos y poliméricos se elaboran con un proceso diferente, este género de vinilos brotan desde una masa de plástico, que discurre por unos rodillos de compresión y extensión. Este último detalle, influye en su durabilidad pues transcurrido el tiempo, la tendencia de la película es a perder elasticidad y comienza a contraerse, con lo que se provoca un agrietado del mismo. La distinción entre el monomérico y polimérico lo afirma su nombre, el polimérico contiene polímeros incorporados que dismuyen su encogimiento, transformándolos en una estupenda opción alternativa a los derretidos para usarlos en exteriores, siempre que no existan unos factores de desgaste severísimos. En referencia a los monoméricos, es recomendable usarlos para interiores o bien en exteriores si no pensamos tenerlos un buen tiempo.

La vida media, de los clasificados como monoméricos acostumbra a ser de 1 a cuatro años , poliméricos de cinco a ocho años y los derretidos de diez años cara adelante. Los valores son aproximados, por el hecho de que como comentamos previamente, en dependencia de las condiciones van a poder soportar aproximadamente años.

Tipos de Vinilos – Bobinas

Una vez sabemos levemente el proceso de confección, vamos a poder distinguir entre vinilos de corte o bien de impresion. Se distinguen en, que los de corte acostumbran a ser unas bobinas de un color plano elegido, que el potter producirá el corte conforme el diseño, para más tarde transportarlo a la superficie donde se aplicará, por el contrario el vinilo de impresión, se puede elaborar con una película traslúcida o bien blanca ( como una pegatina ) provocándole después un troquelado para cancelar el marco de la pegatina.