El modelo de gafas Ray Ban mas vendido, Wayfarer

Ray Ban

Primeramente, podemos aseverar que las conocidas Ray Ban Wayfarer son las gafas de sol más vendidas y también imitadas de la historia y han subsistido ya medio siglo. Jamás han pasado de tendencia y siguen en el top diez de gafas más vendidas a nivel del mundo. Celebrities, modelos, políticos y hasta príncipes han caído rendidos ante ellas, gracias a su diseño que supuso una rotura con las tradicionales monturas metálicas.

Para iniciar, debemos trasladarnos al 1952, año en que estas gafas vieron la luz con Raymond Stegeman, mas no fue hasta el 1953, cuando Ray Ban comenzó a fabricarlas. Este modelo, de la misma manera que las vanguardistas Ray Ban Aviator, estaba desarrollado en un inicio para pilotos de aeroplano, esto es, para un público masculino, mas rapidamente, a principios de los sesenta, se transformaron en uno de los modelos más utilizados por los semblantes femeninos más conocidos de Hollywood, hecho que contribuyó a la ayuda de la conocida revolución estética de aquellos años.

Marilyn Monroe, Jhon F. Kennedy, Audrey Hepburn, Bob Dylan, Andy Wharhol, John Lennon o bien Kim Novak, son una pequeña muestra de personas conocidas que lucieron estas gafas en muchas de sus apariciones, ayudando a las Wayfarer poco a poco más a ganarse al público y entrar en un lugar de gran lujo en la sociedad del instante.

Sin embargo, debemos reconocer que estas gafas han ido padeciendo múltiples y pequeñas modificaciones durante su historia (adaptándolas a las distintas estéticas que iban apareciendo, mas siempre y en todo momento preservando su esencia), y que el modelo de concha de tortuga que utilizó Audrey Hepburn en la película ‘Desayuno con Diamantes’ es un caso de la manera inicial del modelo.

Todavía de este modo, su popularidad fue creciendo a lo largo de la década de los noventa, gracias a su aparición en múltiples películas, una de las más conocidas, ‘Risky Business’ de la mano de Tom Cruise (quién asimismo popularizó el modelo Aviator en ‘Top Gun’) la cuál fue una de las colocaciones clave de la marca, y ese año se vendieron trescientos sesenta pares, un récord en la industria óptica. En esta década asimismo, le salió un contendiente bastante importante: Oakley, y debido a la reñida competencia, Ray Ban volvió a diseñar las Wayfarer de nuevo, esta vez con dos cambios significativos:
– Cambiaron la montura original de acetato, por una de plástico inyectado considerablemente más ligera.
– Actualizaron el estilo de los marcos, a fin de que fueran más flexibles y pudieran, por servirnos de un ejemplo, ponerse sobre la cabeza.

 Por último, fue ya en el 2006, cuando Ray Ban efectuó su último cambio estético en estas gafas, incluyendo el logotipo de la marca en la lente derecha y en las dos patillas.
Hoy, pasado medio siglo, estás gafas siguen estando presentes en todos y cada uno de los escenarios rutinarios de la mano de conocidos y de todo tipo de público generalmente, que deseen dar a su look el toque retro y sport que estas gafas nos aportan.

Otra novedad es que podemos hallarlas asimismo en formato cristal graduado.