Lentillas de colores para esos momentos diferentes

lentillas de colores

¿Llevas tiempo deseando emplear lentillas de colores más no te decides? Si una de tus mayores dudas es no saber si quedarán muy artificiales o si no encajarán con tu estilo, no te preocupes… tenemos la solución. En el artículo, vamos a recoger las principales consideraciones para saber cuáles se amoldan mejor a ti.

Antes de entrar enmás detalles, es necesario aclarar los modelos de lentillas de colores que existen en el mercado. En función de su tinte, encontrarás tonos suaves (colores como puro avellana, gris o verde) o tonos vibrantes (colores como azul brillante o miel). La primera opción es ideal si prefieres un cambio sutil del color de tus ojos al paso que con la segunda, tu mirada cambiará totalmente.

¿Vas decidiéndote? Si ya tienes claro si quieres un cambio radical o uno más suave, ahora es el momento de delimitar qué lentillas de colores te son recomendables más conforme tu look o personalidad. Para poder adquirirlas, entra en la web http://lentiexpress.es/lentillas-colores/.

Los 3 aspectos que influyen en la elección de tus lentillas de color

* Color natural de tus ojos. Si tienes los ojos obscuros, deberás decantarte por unas lentillas de color intenso, pues solo de este modo conseguirás disimular tu genuino color. Podrías decantarte por un verde esmeralda fuerte o un azul brillante. Si no quieres un cambio muy brusco, además puedes escoger un tono más claro al tuyo.
Si por el contrario tus ojos son claros, una buena opción es suavizarlos con tonos más sutiles que te asistirán a sacarle partido a tu mirada y darle más brillo.

* Color de la piel. Si tu piel es clara y deseas un cambio significativo, la opción mejor es un azul o verde brillante mientras que si buscas un look más naturale, el tono miel es el ideal.

Si tu color de piel es moreno, los colores claros como el azul pueden asistirte a resaltar tus ojos aunque debes llevar cuidado si no quieres que no quede muy artificial. Te recomendamos colores un tanto más suaves como el avellana, el azul verdoso o todavía el gris.

 * Tu personalidad. Si habitúas a llevar un look valiente, no te lo pienses y decídete por unas lentillas de color que marquen la diferencia y te conviertan en una persona nueva. Si prefieres hacer un cambio gradual, con unas lentillas de colores sutiles, tendrás una nueva mirada más intensa pero sin perder tu estilo.

No te frotes los ojos. Si estos te pican o escuecen, es mejor quitarse las lentillas y no emplearlas, temporalmente hasta el instante en que tus ojos vuelvan a la normalidad. Ante cualquier molestia como los ojos hinchados, picor, ardor, ojos llorosos… deja de usar las lentillas y ve al médico.

Toma mucha agua para asegurar la hidratación ocular y luchar la sequedad ocular. De esta manera, tus ojos pueden generar las lágrimas precisas para que el ojo esté hidratado.
Deja respirar al ojo, aguardando media hora al levantarte por las mañanas antes de ponerte las lentillas y quitándotelas media hora ya antes de ir a dormir.