El primer contacto con el caballo en la MONTA A CABALLO EN VALENCIA

monta a caballo en Valencia

¿De qué manera subir al caballo?

Al comienzo, y desde abajo, puede parecer que subirse a un caballo sea una de las cosas más difíciles que haya, pero no es de esta manera, con un poco de práctica le vas a coger el tranquilo enseguida.
Generalmente se hace por el lado izquierdo del caballo, poniendo el pie izquierdo en el estribo, para pasar el pie derecho sobre la grupa del caballo para ponerlo en el estribo derecho.
Podemos comenzar las primeras veces, en la monta a caballo en Valencia, subiéndote con un altillo, lo agradecerás y el caballo también.

Por el hecho de que, sabías que…
“La costumbre de subir por el lado izquierdo del caballo, se debe a una costumbre y disciplina marcial. Y es que los militares de caballería llevaban el sable a la izquierda para poder desenvainar con la mano derecha, con lo que siempre y en toda circunstancia debían subir por el lado izquierdo del caballo, a fin de que el sable no les entorpeciera al montar a caballo”.

Postura adecuada
Para estar bien sentado en el centro de la silla, debemos estar sentados en el centro, de forma que podamos tener un buen equilibrio sobre el animal.
La espalda, debe estar lo más recta posible, con los hombros echados cara atrás pero sin tensión, y bien relajados, como los brazos y las piernas deben ir sin tensión, con absoluta naturalidad.

Los codos deben ir bien flexionados, y las manos sosteniendo las bridas a los dos lados de la cruz del caballo, y con la uña del pulgar mirando cara arriba, al estilo inglés.

 

La monta a caballo en Valencia, será una experiencia diferente que nunca podías haber imaginado para ti

 

También existe el estilo vaquero, en el que las bridas se mantienen nada más que con una sola mano, sobre la cruz del caballo.
En lo que se refiere a los estribos, se calza con una tercera parte del pie, y es esencial y fundamental que estén bien apoyados sobre el estribo, más sólo la parte ancha y delantera de nuestros pies.
El talón se inclina cara abajo, quedando más bajo que la parte de la puntera, que es la que vamos a llevar apoyada en el estribo.
De este modo, en el momento de trotar vamos a poder hacer más fuerza para levantarnos sobre la silla, y además de esto en el caso de caída, el pie quedaría más suelto y libre.

Hay que incidir mucho en la adecuada situación de la cadera, puesto que la cadera es nuestro centro de gravedad, la cadera debe estar derecha, ni tumbada cara atrás, ni inclinada cara delante.
Para hacernos una idea más gráfica, deberíamos crear una línea imaginaria entre cabeza, cadera y tobillo, que es donde se apoya toda la fuerza de nuestro cuerpo.

-Actitud adecuada
La actitud que tengas y que desprendas sobre el caballo, es indispensable y esencial, en tanto que será un factor clave y definitivo de qué forma se vayan a desarrollar los sucesos.
El nerviosismo que podamos desprender, sobre todo las primeras veces que subimos a un caballo, puede transformarse en nuestro peor contrincante. Si estamos inquietos, realizaremos movimientos inapropiados, dándole al caballo órdenes incorrectas, aparte de estar demasiado rígido para poder compenetrarnos como debe ser y preciso con él.

Por este motivo, ya antes de la monta a caballo en Valencia, respira hondo y confía en tu maestro, en las órdenes que te da, y en tu caballo. No hay nada mejor, que una buena compenetración entre caballista y caballo.

-No tengas temor a caer del caballo
Puede pasar, el darte algún golpe cuando aprendemos a montar a caballo, como así mismo puede pasar cuando aprendes a montar en bici.
Salvo que estés dando un paseo por un terreno complicado, o bien intentes efectuar algún ejercicio de más nivel del que tienes, cosa que ningún instructor aprobaría, la caída acostumbra a quedar sencillamente en un susto sin relevancia.
Cuando montas a caballo en una pista cerrada, la arena amortigua el golpe.