Su trabajo valorado por una chica webcam

Antes de contemplar el trabajo de modelo webcam, estas chicas suelen haber trabajado en otro  tipo de actividad, bastante menos interesante. Alicia nos cuenta: “había trabajado como cajera en una tienda y con largas jornadas y con horas extras incluidas, me ganaba como mucho dos salarios mínimos, por estar todo el santo día, y no había tarde o noche que no me cuadrara la caja o las cuentas, por lo que varias veces me tocó pagar a mi el cuadre, para que las cuentas fueran correctas… con cualquier botón distinto  que le presionara a la caja registradora, se me hacían un lío las cuentas. Cuando por mediación de un amigo, supe de la  oportunidad de trabajar en Hotevacam como modelo con chicas webcam, casi me muero del susto y me sentía mal, pero apenas comencé a ver los cheques cada 15 días, se me quitó el aburrimiento y el susto de la caja”.

.chicas webcam

Alicia es la única, cuya familia es conocedora de su trabajo, pues las demás les dicen a sus padres y hermanos, que están trabajando en oficinas y pese a que no cuenta con la aprobación, no rechazan los regalos costosos o ayudas que su hija y hermana les lleva en fechas señaladas.

Se nos dice, que el tiempo promedio está entre 20 y 30 minutos, pero que es normal ver clientes que llegan a estar hasta dos y tres horas conectados con la modelo, por lo que para ellas es muy importante mantener al cliente interesado y expectante, con intención lógica de obtener un mayor gasto por parte del usuario.