Los estilos de armarios de segunda mano

armarios segunda mano

Las tendencias mueven el mundo de la decoración, y hacen que puedas clasificar prácticamente cualquier hogar que pisas desde los elementos que lo componen: muebles, materiales, colores, iluminación…
Ahora hacemos un rápido repaso, a los primordiales rasgos de los estilos ornamentales que triunfan en prácticamente todo el mundo, a fin de que sepas de qué forma darle ese toque a tu casa con los armarios segunda mano, de qué forma conjuntar objetos, o bien repartir elementos persiguiendo uno o bien otro entorno.

Estilo Norteño
La apariencia de la mayor parte de los muebles podrían encajar en una personalidad, el estilo norteño va considerablemente más allí. Sobre todo en lo que a materia prima se refiere.

Por el hecho, de que los materiales naturales son los protagonistas absolutos en el estilo norteño. Y sobre todos, la madera. Aquellas con tonos claros, como el arce, el roble, el haya o bien el pino, acostumbran a cubrir loss suelos y componer los muebles en su color natural o bien en tonos claros: blanco, mint, beig, gris suave…
El estilo escandinavo, busca la sencillez y el orden racional en el almacenamiento, mas sobre todo trata de sacar todo el partido a la luz natural, algo que en el norte escasea a lo largo de una gran parte del año.
Los complementos, mejor con inspiración natural. Y son bienvenidos los contrastes con colores alegres con un punto chillón, como los amarillos.

Estilo Rústico
Si el norteño cabe en prácticamente cualquier hogar, con el rústico pasa lo contrario: exactamente los mismos elementos estructurales de la casa tienen que invitar ya a cobrar este entorno rural y genuino. No es preciso vivir en la montaña o bien el campo, más tampoco tiene sentido ponernos rústicos en un piso pequeño del centro de la ciudad.

Por lo menos, es preferible contar con unas vigas de madera vista, paredes de piedra, una chimenea de hierro… elementos con carácter campestre que den pie a invocar el espíritu del pueblo mediante la decoración.
Es esencial, para dar verosimilitud al rusticismo, que guardemos de la vista, todos y cada uno de los elementos tecnológicos: una tele de 50” le sienta a una casa rústica como a un Cristo dos pistolas.
Incorpora sin temor piezas artesanales para enriquecer el entorno, maderas nobles y avejentadas, armarios segunda mano, herramientas de otrora (como aparejos de labranza, por servirnos de un ejemplo) y todo aquello efectuado en forja que puedas imaginar: desde un cabecero hasta una lámpara o bien un perchero.

Estilo Industrial
Uno de nuestros preferidos y muy de moda este año: todo está a la vista en él, desde ladrillos y vigas de metal, hasta las cañerías. Con los muebles ocurre lo mismo: pueden encontrarse en cualquier estado, enseñar fisuras, golpes, abollones en el metal. Significa autenticidad, y es lo que se busca.

La industrial es una tendencia anárquica, en la que puedes entremezclar sin temor un objeto de hace setenta años y otro futurista, y muy seguramente va a quedar excelente.
El color gris y los tonos en cobre son los protagonistas, y al venir de la Inglaterra de hace prácticamente dos siglos, en plena Revolución Industrial, la ausencia de luz natural se le supone. Algo que se compensa con fuertes lámparas, que producen potentes claroscuros por la noche.
Si te agrada esta tendencia y te propones instalar fuentes luminosas muy potentes en tu casa, examina bien ya antes el estado de tu instalación eléctrica.