Los consejos de Talleres Granada para conducir con nieve

talleres granada

La abundante nevada que ha caído en los últimos días sobre el país ha dejado paisajes espectaculares y las estaciones tienen nieve garantizada para el resto de la temporada, mas la nieve ha cubierto asimismo las carreteras y, si bien las máquinas quitanieves se esmeran en dejarlas limpias, debes ir dispuesto para conducir con nieve, hielo o bien viento.
Bien sabes, si conducirás para dirigirte a las estaciones, es preciso extremar las cautelas. En talleres granada te damos ciertos consejos para conducir con nieve o bien condiciones climatológicas desfavorables.

Posiblemente, halles tu turismo cubierto de una gruesa capa de nieve si lo tenías aparcado en la calle. Si es de este modo, la primera cosa que debes hacer es separar la nieve, con una zapa si es preciso para despejar las ruedas y con la mano o bien una superficie blanda (para eludir rayaduras) en el parabrisas y los cristales. Si se ha formado hielo, va a ser realmente útil aplicar calor dirigido cara al parabrisas, a fin de que se descongele. Has de ser paciente, pueden pasar diez o bien quince minutos hasta el momento en que logres quitar todo el hielo. Puedes emplear un rascador de vidrio (específico para automóviles y en venta en tiendas de repuestos de vehículos) y salpicar el cristal con agua salobre, en tanto que facilita la descongelación.

Consejo importante de neumaticos cobravo,  lleva siempre y en todo momento las cadenas en el maletero y cerciórate de que sabes ponerlas. Estos días puedes precisarlas en cualquier instante. Y presta más atención que jamás a la carretera.
No es preciso ser un especialista para circular por carreteras con nieve o bien hielo, mas si no estás habituado a ello podrías hacer alguna maniobra brusca y finalizar dándote un susto. No permitas que los nervios te jueguen una mala pasada. Debes conducir con suavidad, no frenar de manera brusca (ya que el turismo podría patinar y desestabilizarse) y pensar con tiempo las maniobras que harás, lo que te dejará apresurar y decelerar con suavidad o bien rebajar la velocidad en los tramos que de esta forma lo requieran.Siempre que puedas, evita frenar: es mejor reducir la marcha para eludir deslizamientos.

Aprovecha la rodada dejada por los automóviles que han pasado ya antes, es lo que te va a facilitar la conducción (que, además de esto, va a ser más segura). En previsión de incidencias, como el corte de la carretera, que te podrían dejar inmovilizado, lleva el depósito de carburante lleno, tu móvil totalmente cargado para poder comunicarte y mantén encendida la calefacción del vehículo.

Si tu turismo es manual, los especialistas recomiendan arrancarlo en segunda marcha si el vehículo está friísimo y rodeado de nieve. Y, en el momento de frenar, es preferible hacerlo en una recta. Ten presente que los neumáticos circulan sobre una superficie de baja adherencia (es esencial comprobar su estado ya antes de circular sobre nieve y hielo, como el nivel de anticongelante, la batería y el estado de los frenos). Y, al llegar a la estación, observa que no aparcas en una zona reservada para el paso de máquinas quitanieves o bien de los servicios de urgencias.
Y un último consejo: ya antes de salir, repasa la ruta y consulta el estado del tráfico y la previsión del tiempo que te vas a encontrar a lo largo del recorrido.