Las maquetas de coches Ford T

El Ford T fue el auténtico origen de la revolución del vehículo, si ya antes este era algo absolutamente elitista. Con sus bajos costos, transformó al vehículo en herramienta de trabajo y vehículo al alcance de cualquier ciudadano medio de U.S.A.. Mas además de esto fue una genuina revolución, en lo que se refiere a tecnología por su eficiencia mecánica y perfeccionamiento de la producción en cadena.

Entre 1.903 y 1.908, Henry Ford y sus ingenieros desarrollaron diecinueve turismos diferentes, designando a cada uno de ellos de ellos con una letra del abecedario. El modelo T se presentó el 1 de octubre de 1.908 y de forma rápida consiguió la aprobación de millones de dueños, que lo apodaron afectuosamente como “The Tin Lizzie.” (la Lata Lizzie). Lizzie era un término informal para un buen y leal servidor.

En su primer año de producción llegaron a fabricarse 10.660 unidades, batiendo todos y cada uno de los récords de la industria, En el año 1.921 el modelo T representaba el 56,6 % del total de la producción a nivel del mundo. En conjunto se vendieron más de quince millones de Modelos T en el mundo entero. Record imbatido hasta los años setenta con el VW Beetle.

MAQUETAS DE COCHES

Muchas de las innovaciones incorporadas al modelo T cambiaron para siempre el proceso de fabricación de la industria de la automoción. La cadena de producción que Ford implantó en su factoría de Highland Park en 1.913, revolucionó por completo la industria, y no solo en el campo de la automoción. Los rendimientos conseguidos alentaron a los fabricantes de turismos a abaratar sus productos, con el consecuente beneficio para los clientes del servicio. Hoy en día, es una de las maquetas de coches más apreciadas en todo el mundo de la automoción, por su historia.

La introducción de este género de producción, hizo que en 1.914 se fabricase en torno a 300.000 vehículos. Entre las innovaciones que popularizó el Modelo T se hallaba la colocación del volante en el lado izquierdo. El Modelo T, fue el primer motor en agregar el bloque motor y el cárter del cigüeñal en una sola unidad, y asimismo el primero en añadir una culata de tubos de simple acceso, y el primero en emplear extensamente una aleación ligera en carrocería (acero de vanadio).

El diligente planetario, fue el primer intento de caja cambios de simple manejo, que hizo que cambiar de marcha resultara simple aun para los más novatos. Otro de sus avances más renovadores, incluían el encendido a través de magneto y lubricación centralizada.

El primer Modelo T incluía ya un juego de herramientas, llevaba el depósito de carburante bajo el asiento delantero del pasajero por seguridad, aparte de incluir por vez primera como opción el limpia parabrisas. En 1.912, fue Ford Motor Company la primera marca en hacer una investigación de mercado, tras preguntar a los clientes del servicio sobre el motivo por el que habían adquirido su Modelo T. La idea era poder racionalizar la cadena de montaje, que entraba en funcionamiento en 1.913.
Aquí os dejo una maqueta de este vehículo del pasado, pero muy importante para la industria de aquel momento.

Fuente: maquetasymodelismo.es/