La banderola con forma de helado cuida de tu satisfaccion

 

banderola helado

 

No me considero ningún especialista sobre la materia. Únicamente he aprendido algunas cosas desde el momento en que estoy haciendo helado con un muy grande repostero. Conque este pequeño artículo, tan sólo pretende servir de orientación, no tiene otra intención. Eso si, confía en la calidad donde encuentres una banderola helado, eso significa que habrás encontrado un gran especialista en la materia.

* Si tienes alguna alergia alimentaria, ¡cuidado!

¿Todo el mundo tiene claro que el helado contiene yema de huevo? Pues creo que no… Y cada vez existen más alérgicos al huevo… Y los alérgicos a la proteína de la leche, no toméis sorbete confiados en que no contiene lácteos, pues puede tener polvo de leche 0 por ciento grasa, lo que es bueno para los intolerantes a la lactosa, mas no para los alérgicos a la proteína, ¡conque cuidado! Generalmente un sorbete no lleva leche en polvo, ¡pero es posible que sí! Conque lo mejor es preguntar a nuestro heladero de confianza. Y digo preguntar, pues en general quien está atendiendo no tiene la menor idea de qué se compone el producto que vende… de forma que habremos de ser un tanto insistentes a fin de que se informe y logremos una contestación fiable.

* No tomes helado ultra congelado

El helado se debe vender a -17º aproximádamente, mas su degustación no es tan fría. El helado no debe dejarnos la boca inmovilizada tal y como si chupásemos un glaciar. Conque lo idóneo es esperar un poco a fin de que suba unos grados. Ahora bien… hay vitrinas de heladerías con mil sabores, abiertas de forma permanente que no están bien climatizadas, por eso en ocasiones nos terminan de servir una tarrina ¡y ya nos chorrea por todos lados…! Así mismo es verdad que cuanto más aire tenga el helado (sí señores, al helado se le mete aire. Pagamos por aire. Y cuanto más industrial, más aire. Lo que se traduce en mayor desempeño económico) pero sencillamente se funde. Por eso los helados de las marcas de tendencia, gotean a la mínima que nos desatendemos un poco.

* Beneficios del soft o bien “helado de yogur”

Esta clase de helado, se ha hecho en unos años bastante común por su distribución en grandes cadenas. Es una crema helada menos calorífica que el helado frecuente (pero más que el sorbete). Contiene leche, nata, yema… y youghourt.
Por norma general, en estos establecimientos hay una enorme oferta de los conocidos toppings que acostumbran a resultar bastante tentadores. Hay toppings muy saludables como son los trozos de fruta, y otros que son de los que encogen la ropa. Con lo que para quienes consuman esta clase de helado por aquello de engordar menos, os diré que no vale de nada si después lo cubrimos con mil millones de chocolates y gominolas. Es como aquello de tomar el café con sacarina y a continuación engullirse un donut.

* Barquillo crepitante ¡gracias!
Es cuestión de calidad en el servicio. El barquillo es un producto frágil que se reblandece de manera fácil en contacto con el entorno, estamos de acuerdo. Mas yo pago un dinero por un cucurucho, que tenga un barquillo en condiciones. Y sí es artesano, mejor.

* No hagas caso de los helados de tendencia

Sé que pueden resultar tentadores, que son los más simples de encontrar, que son más baratos… Pero son más caloríficos, con más conservantes, colorantes y demás químicos, y como es lógico, es mejor consumier lo de un artesano y productor local, que nos venderá calidad, que no con la multinacional de turno.

* Olvida las decoraciones ridículas y los toppings superfluos

Por el hecho de que el helado es bueno, no le hace falta ningún complemento. Una carta de sabores es prácticamente infinita, y bastante gente pregunta cuál es el mejor. Y os puedo decir que el “simple” helado de vainilla o bien de fresa, puede hacer que se te salgan las lágrimas. Pues si el producto es bueno, el helado puede ser un placer de dioses.

 

Fuente: https://www.rotulowcost.es/es/banderola-luminosa-helado-para-heladerias.html