Cambiate a las mejores hipotecas

 

mejores hipotecasEl negocio hipotecario continúa sin estar en sus mejores momentos; nuevos requerimientos para conceder los préstamos y el compás de espera en el ámbito por la contención de costos, abonan el terreno para los que poseían las mejores hipotecas desean serle ‘infieles’ a su entidad.

Todo está de cara para continuar con tu hipoteca si cumples, claro, con el perfil de hipotecado que admiten las entidades para subrogar el préstamo de otra entidad mejorando las condiciones, esto es, haber pagado religiosamente las cuotas cada mes a lo largo de cuando menos 5 años.

Hay que tomar en consideración, que hemos vivido en los últimos tiempos una situación inusual, un ambiente de tipos bajos provocado por la crisis que ha dado estabilidad a quienes aguantan una hipoteca. Algo que llega a su fin. El acuerdo apunta que el euribor a doce meses, la referencia para fijar la cuota de una hipoteca a tipo variable, alcanzará el uno con cinco por ciento a fines de año, una subida suave si consideramos el cierre de estos días, uno con cuatrocientos quince, mas subida después de todo. Y si el diferencial que firmaste con tu banco en su día, no es competitivo, puede ser el momento de cambiar la meta de que tu cuota se mantenga en niveles razonables.

Otra circunstancia que favorece el cambio de las mejores hipotecas, es la bajada de negocio en las entidades. Los criterios más rigurosos para la concesión de nuevos préstamos y el compás de espera que vive el campo, todavía atenazado por la bajada de costes y una demanda perpleja, abonan el terreno para aquellas operaciones que llegan con el aval de la antigüedad.

Por último, sepas qué si tu banco desea contraofertar a la entidad nueva que le ha hecho una propuesta, debe hacerlo por escrito y de forma vinculante, de tal modo que no quepa duda después a modificaciones en las condiciones.

Esta, es precisamente una de las cuestiones que hay que estudiar de forma cuidadosa con Fercogestion. No por ser hipotecas de subrogación dejan de tener condiciones que en ocasiones desaconsejan serle infiel a la entidad actual. Está, por poner un ejemplo, la Hipotecambias de Caja España con uno de los diferenciales más atractivos del mercado, 0,25 por ciento, que solicita a cambio cumplir con una serie de requisitos, entre ellos, subscribir un plan de pensiones de la entidad.

 Otros productos resultan más razonables, la hipoteca de cambio de banco de OpenBank, al 0,45 por ciento, solo pide la domiciliación de la nómina y de 3 recibos. Y la de ING, al 0,49 por ciento, que pide hipotecarse sobre una cuota de unos ciento cincuenta euros.